El Anti-marketing del Marketing: La estrategia más desagradable

anti-marketing
  • 14 de agosto del 2022
  • Artículo 32
  • 745 Lecturas

Cuando no tener marketing es la estrategia

Hoy he estado reflexionando cómo empezó todo con mi última pareja. Quedamos para tomar algo y nos conocimos, me acuerdo de que me había hecho un blanqueamiento dental por lo que solo podía comer cosas blancas. Me pedí un Sprite y una hamburguesa sin salsas. Intenté comerme la hamburguesa sin usar los dientes igual que el postre (un Brownie) para no mancharme los dientes de chocolate. Vamos estaba haciendo el ridículo sin ningún sentido. Pero él se lo pasó bomba y se enamoró de mí. ¿Por qué? Porque di por hecho que la cosa no iba a funcionar y de perdidos al río. Esto es el anti-marketing ¿Qué es?

anti-marketing 2

Kotler era un experto en marketing (seguro que soltero y amargado como yo) que dijo: El Marketing es una actividad humana cuya finalidad consiste en satisfacer necesidades y deseos del ser humano por medio de los procesos de intercambio. Con esta teoría, mi ex buscó satisfacer la necesidad de cenar y el deseo de conocerme. Yo en cambio buscaba la necesidad de cenar y mi deseo de no mancharme los dientes. Estábamos en #DramasDiferentes porque Marketing sería satisfacerle y estar atenta a él para que la velada sea perfecta, pero esa no era mi preocupación. Nuestra búsqueda de satisfacción era una estrategia de anti-marketing, no me estaba preocupando en cubrir su deseo de conocerme.

Ryanair es experto y nos ha enseñado mucho en el anti-marketing. Fueron los primeros en ofrecer tarifas casi absurdas por volar, te satisfacían tu necesidad de desplazarte o deseo de viajar... ¡y punto! No se preocupaban en nada más y si querías satisfacer algún deseo más: págalo. ¿No traes la tarjeta de embarque impresa? La pagas. ¿Quieres llevar equipaje extra? Lo pagas. Ahorran papel, ahorran espacio... Todo para que tu viaje sea lo más simple, sencillo y económico (sin ser sinónimo de satisfactorio para el cliente).

Con el anti-marketing te satisfago de la forma más mínima posible y todo lo que quieras extra lo vas a tener que pagar, lo justito para cubrir tus necesidades. Yo pasaba de mi ex y no estaba preocupada en impresionarle. Cuando acabó la cena me escribió porque se lo había pasado genial y quería repetir y yo... me había manchado los dientes y estaba como loco poseído restregándome los dientes con todas las pastas dentales que tenía en casa.

¡Pero cuidado! El anti-marketing no es la estrategia eterna. Hasta Ryanair ha ido cambiando sus estrategias y se ha ido suavizando levemente, ahora te sonríen los azafatos al darte la bienvenida al avión e incluso te ayudar a subir las maletas a los compartimentos superiores (para agilizar el embarque y despegar más rápido). Con el anti-marketing el consumidor se cansa de que lo desprecien, lo maltraten... Cuando eres la única opción me aguanto pero cuando aparece EasyJet, Norwegian, Iberia Express... que te tratan algo mejor al mismo precio: peligras.
>br>Ser desagradable cuando eres el único desagradable y te haces el duro, le hace estar tontito contigo, pero cuando se cansa y aparecen más competidores... Tienes que espabilar para que no te quedas "en tierra".