Crear curiosidad en tus clientes actuales y potenciales

m-teaser
  • 27 de noviembre del 2022
  • Artículo 47
  • 333 Lecturas

Un teaser es una estrategia infravalorada, pero ¡infalible!

No sé si serás muy joven o muy mayor, para recordar a mitad de los 90 como en toda España se plagó de un “m” que estaba en todos lados. La encontrabas en las marquesinas de los autobuses, vallas publicitarias de tu ciudad… ¡hasta en la televisión! Era una locura la inversión publicitaria que tuvo que implicar una campaña para plagar todo un país con solo una letra.

m-teaser 2

Así fue la llegada de Movistar a España, plagaron todo el país con una “M” verde, divertida y muy característica, en una palabra, como: encuéntraMe, acompáñaMe... Todo el mundo hablaba de esa letra y se preguntaba ¿qué es?

Y así fue como semanas después desvelaron lo que quería decir esa M, era la M de la llegada de la telefonía a España bajo la marca de Movistar. Este se considera el primer teaser en España además de por el interés que generó, porque consiguió que una marca inexistente se hiciera conocida en muy pocas semanas.

¿Cómo llevas esto a tu negocio incluso vida personal? El ser humano es curioso por naturaleza, es lo que ocasiona que cuando hay un accidente, el “efecto mirón” produzca largas retenciones, todos quieren ver lo que ha ocurrido. Durante mucho tiempo en mi relación con los clientes siempre se ha basado en respondes a sus solicitudes y en todo caso escribirles en ocasiones especiales cuando es navidad o su cumpleaños para felicitarle.

Hasta que se me ocurrió hacer teasers, obviamente no soy Movistar y no voy a comprar marquesinas, pero si puedo hacerlo con los recursos que todos tenemos. En primer lugar, tenemos que pensar una novedad para contar, ¿un nuevo servicio? ¿una nueva oferta? ¿un regalo?

Por ejemplo, una zapatería a la que le llega una colección increíble. ¿Y si le pasas una foto a tus clientes solo del tacón de tu nuevo producto? Con una buena frase como: “Llega el momento de mirar más alto… nueva colección de tacones en 2 días”. Y te aseguro que más de un cliente te escribirá, algunos seguramente les haga gracia y será una buena razón para iniciar una conversación y otros te pedirán fotos para cuando llegue la colección.

En cualquier caso, habrás conseguido volver a estar en sus cabezas, de forma divertida y diferente, sin necesidad de esperar a navidad o de forma habitual pasando unas fotos del producto. Porque ahora el producto solo lo verán, si de verdad le interesa y lo quieren.

La M es Movistar es el ejemplo perfecto que demuestra que la publicidad y llegar al cliente puede ser divertido, que no todo es el SEM, publicidad en redes sociales o un pdf con una lista infinita de productos. Hay infinitas opciones de llegar a la cabeza de tus clientes o lo que es más importante: a su corazón. Porque estos juegos enamoran al cliente y genera mayor fidelidad que cualquier regalo o descuento exclusivo que les puedas ofrecer. Ya sabes ¡a sorprender!