¿Sabes que se gasta más dinero en buscar nuevos clientes que lo que supone mantener los que tienes?

orange-clientes
  • 18 de septiembre del 2022
  • Artículo 37
  • 1098 Lecturas

El día 1 siempre será más mágico que el día 365

Hace tiempo leí que las compañía telefónicas gastan 11 veces más de lo que invierten en atraer nuevos clientes de lo que les costaría mantener los que tienen. Y de ahí me acordé de un video que vi hace unos días ¿qué es mejor? ¿buscar nuevas parejas? ¿O rebuscar en las que han pasado por nuestra vida?

orange-clientes 2

El video que ví, decía: “No quiero pareja. No te ofendas pero siempre me gusta esta parte. En la que conoces a alguien, compartes la chispa, te preguntas si tienes oportunidades pero este “día 1” es un espejismo. Cuando llega el día 10, estamos en la cama y deseo que fueras otra persona. Día 11: Finjo escucharte mientras a tus espaldas le echo el vistazo a otra. No voy a hacer nada, solo necesito saber que si quisiera, podría. Día 20: enviar mensajes mientras duermes a mi lado. Día 30: fotos en bolas. Día 40: besar a alguien en el baño de la discoteca mientras pides una copa. Día 50: sexo con alguien al azar. Día 60, 61, 62… tu lo descubres: lloras, te dices algo como: “ha sido una excepción” o “lo merezco”. Día 70, es la última parte cuando conozco a alguien nuevo y tengo un “día 1” igual que contigo: me hace sentir como tu ahora y no puedes competir. Seas como seas, tenga el aspecto que tengas. Tenemos algo, tienes razón: la magia del día 1.

Este video me ha hecho replantearme muchas cosas, estamos obsesionados en el marketing de adquisición de nuevos clientes, ¡cada día más! y en el amor, nuevos pretendientes. Porque no vemos lo que tenemos delante y pensamos que algo mejor vendrá siempre. No vemos a ese cliente que lleva con nosotros desde que creamos el negocio y le tenemos abandonado. A ese cliente que lleva pagando por su línea telefónica 90€/mes desde hace 6 años y al cliente nuevo la misma línea 30€/mes. No vemos que estamos preocupándonos de tener un día 1 todos los días cuando es tan bonito tener 365 días en el que recuerdas el día 1, el día 90 y el 110 y te ríes. Quizá ese día 365 tiene 5 hojas de reclamaciones de un cliente algo pesado o un viaje que no salió como estaba planeado, pero es especial.

Pero prefiero la complicidad de un cliente que sabe que estaré aquí pase lo que pase o de un ex rollo que me hace reír a carcajadas. Que a este otro potencial que parece perfecto y lo único que conozco de él es su voz telefónica. Pero es que estamos en el día 1 y todo puede ser maravilloso de pensar que esta magia existirá para siempre, que nada fallará, cuando en realidad el día 1 tiene algo horroroso: el paso del tiempo.

Igual ese paso del tiempo dejará de ser horroroso cuando dejemos de comparar a cada cliente nuevo con los viejos y le demos a los viejos el sitio que se han ganado, a los nuevos la desconfianza que se merecen y a ambos la oportunidad de descubrir que el día 365 puede ser maravilloso si entiendes que el día 1 nunca podrás repetirlo con ninguno de ellos. Dejarás de buscar lo imposible para empezar a “conformarte” con lo posible. No te pido que te conformes con lo primero que llegue a tu vida, no te pido que te conformes con el cliente exigente que lleva 3 semanas mareándote con presupuestos. Pero si, que le des la misma oportunidad al primero que al último porque sino, te pasarás la vida de cita en cita o reunión en reunión, exigiendo una magia inexistente y fugaz que nadie es capaz de aguantar eternamente. Algo que solo existe el día 1: la magia del primer día.