La teoría de la Manta: Cuando todo te va bien algo va a empezar a ir mal

teoria-manta
  • 22 de mayo del 2022
  • Artículo 21
  • 1261 Lecturas

Cuando algunas cosas van bien, otras empiezan a fallar

Llevo unos meses conociendo a un chico y las cosas cada vez parece que van mejor. Eso me preocupa. ¿No te ha pasado cuando todo va bien que sientes que en breve todo se va a torcer? No me llaméis pesimista, no es eso, pero me preocupa cuando las cosas van bien porque sé que se complicarán en breve.

teoria-manta 2

Y no solo es algo que piense yo, hay una teoría que me da la razón: la teoría de la manta. Se aplica en el deporte y en la televisión, es eso que ocurre cuando te tapas hasta arriba la cabeza y se destapan los pies, te tapas los pies y se te destapa un brazo. En televisión ocurre que cuando se consigue que empiece a funcionar el programa del martes, empieza a fallar el del jueves y cuando arreglas el del jueves, empieza a fallar el domingo… Y eso es esta teoría, la teoría de una manta juguetona que no te permite nunca cubrirte por completo y que se puede aplicar en infinitos escenarios de la vida.

Esto ocurre en los trabajos e incluso en las parejas. Como autónomo en especial ocurre muchísimo, la teoría de la manta podría ser desde que sientes que no estás a la altura de lo que le entregas a un cliente, mientras otro te pide cambios en el proyecto cuando pensabas que lo habías entregado, el asesor te escribe para que rehagas el el trimestral porque no está bien y ¡encima te han salido humedades en la pared! Vamos, que nunca estás tranquilo.

Aplicándolo incluso al mundo de la pareja, podría ser cuando ambos no estáis en el mismo punto, hay esos momentos que te notas más pillado y que debes frenar porque la otra persona se aleja, y hay otros, que detectas que la otra persona está mucho más entregada a ti y te está agobiando de una manera sobre humana por lo que tienes que gestionarlo. La teoría de la manta nos hace entender que nunca vamos a estar tapados del todo, que siempre saldrá algún “drama” o algo que nos sacará del statu quo, pero es que, si no ocurriera eso, la vida sería muy aburrida.

Entiendo que esta teoría puede ser frustrante, que hay momentos en el que parece que estás totalmente destapada y que la manta no cubre nada, pero tranquilidad, si te ocurre en el trabajo: para un momento y prioriza las tareas, empieza a volver a cubrirte con la manta poco a poco por zonas y verás como todo se va resolviendo. Quizá la paciencia es la mayor virtud que debe tener un autónomo.

Si en cambio esto te ocurre es en la pareja, seas tu o la otra persona la que se destapa, qué más da… que sea por una buena razón, ¡aprovecha ese destape de la manta y a disfrutarlo! :)