Existen 4 tipos de consumidores, aplica la estrategia correcta

tipos-consumidores
  • 20 de febrero del 2022
  • Artículo 8
  • 2569 Lecturas

Una estrategia para cada tipo de Consumidor

Hay consumidores que cuando buscan un producto comparan, buscan opiniones y lo reflexiona, otros que van a la tienda más cercana y compran al precio que sea. Si eso ocurre con algunos consumidores,¿podría ocurrir con tus potenciales cliente? ¡Me temo que si, ¿cómo actuar ante cada uno?

tipos-consumidores 2

Voy a agrupar a los consumidores en 4 grupos para que los detectemos mejor cuando nos contacten y saber actuar ante cada uno de ellos. Tenemos que adaptar las estrategias a la razón que lleva a cada uno a adquirir tú oferta:

Consumidores Impacientes: van a saco, no tienen tiempo para comparar, quieren el producto ya ¡y punto! ¿Quieren irse de viaje? Se meten en la web de su compañía favorita, compran el viaje y se van. Este consumidor quiere las cosas fáciles, si dudas un poco, pierde el interés. Imagínate que va a comprar un vuelo y no tiene disponibilidad para cuando quiere ¡lo has perdido!

En cambio, si cada vez que quiere pegarse un viaje, estás ahí, de tanta ida y vuelta y tanto repetir con la misma compañía, se queda. Hay lazos que se hacen duraderos con el consumidor cuando el producto está siempre ahí, eres su marca de confianza. Este cliente necesita atención, disponibilidad casi total e inmediata, pero te permitirá cobrarle algo más caro porque esa inmediatez y velocidad, se debe pagar.

Consumidores Selectos: buscan un producto de prestigio, no quieren un móvil, quieren un iPhone, no quieren un reloj, quieren un Rolex, no quieren un viaje, quieren: EL VIAJE. No vuelan con Ryanair, vuelan con American Airlines en Business. Para ellos es esencial la reputación que tiene el producto, son superficiales y materialistas. Aquí es importante que el resultado que le vas a dar de su producto/servicio está a la altura de sus expectativas, porque esa exigencia hará que no vuelva nunca más si no se cumplen o lo que es peor, quiera no pagarte. Es exigente pero puede valer la pena porque cuando un cliente está satisfecho con lo que recibe, lo paga con mucho gusto.

Consumidores a Largo Plazo: buscan entablar una relación duradera, se harán la tarjeta Iberia Plus Business para añadir todos los puntos en sus viajes, quieren transparencia, una conexión personal desde el inicio. Estos son los consumidores más complejos pero los lazos serán ¡para siempre!. Este cliente querrá precios especiales porque quiere quedarse contigo toda la vida, si siente que tiene buenos precios y es especial, estará ahí para siempre.

Consumidores Indecisos: no tienen ni idea de lo que quieren, eso sí, saben lo que no quieren. No saben dónde quieren ir de viaje, pero sí que no quieren un viaje largo. Lo tienes que guiar, llevar a tu terreno. Necesita un asesoramiento personalizado y esto permite que le ofrezcas los servicios que te interesan, eso si, no le ofrezcas servicios de más, porque como ya te he dicho, no sabe lo que quiere, pero si lo que no quiere, como sienta que le estás ofreciendo cosas que no le sirven, lo perderás.

He intentado agrupar a los consumidores en cuatro pero cada uno es un mundo. El Impaciente puede pedirte un día la tarjeta Iberia Plus Classic y ser un Consumidor a Largo Plazo y el Selecto puede dejar de ser selecto. El Indeciso un día vuela en Business, otro en Ryanair y otro se va en coche. ¿Qué hacemos con todos ellos? Mucha psicología si de verdad vale la pena y ofrecerles a todos lo mejor de nosotros mismos.